Mi primer trabajo en Japón

Ayer conseguí mi primer trabajo a tiempo parcial en este país. Guardaré el recuerdo para siempre por el hecho de ser el primero, y por el hecho de que la historia tiene su jugo.

Conseguí el trabajo mediante un contacto de años atrás.

Me citaron a las 14h en Shinagawa (品川) y yo llegué a las 13:30 minutos por si las moscas (uno siempre teme ciertas incidencias, como la nieve que cae ahora mismo capaz de retrasar los trenes).

¿¿El trabajo??

Pues era un tanto secreto. Se supone que iba a colaborar en un proyecto de Marketing Research. Así me lo habían vendido por teléfono. Me estuve preguntando en todo momento cómo y de qué manera podría yo ayudar en todo esto. Aunque poco podía dilucidar puesto que no me habían dado más información que la que os cuento.

La persona que me fue a recoger a la estación llegó 1 hora y 30 minutos tarde. Me avisó previamente por teléfono, y yo le maldecí en secreto, pues hacía un frío de un par de….

El caso es que finalmente esta persona apareció y me llevó a la sede de la empresa, un chalet enano situado en un callejón oculto del barrio de Shinagawa, barrio distinguido allá dónde los haya. Uno cuando aparece en Shinagawa puede notar que es lugar de empresarios, rascacielos, bares, etc. Es uno de los núcleos de Tokyo. Pues nada de rascacielos ni grandes entradas ni nada. Esto era un chalecito chiquitito y un tanto desordenado.

Me metieron en una habitación llena de cajas, botellas de whiskey y cup noodles instantáneos (cajas y cajas). Parece ser que la empresa trabaja para una marca de whiskey y de fideos instantáneos.

Pues el caso es que me explicaron todo lo que tenía que hacer en un japonés muy puro. Quince minutos non-stop de instrucciones, lenguaje técnico de móviles y aplicaciones, información sobre la competencia, panfletos y más panfletos. No sé realmente Qué Lechugas me contó durante todo aquel tiempo. Lo único que cogí fue su última frase que fue un claro “¿Crees que eres capaz de llevar a cabo esta tarea?”

“Mmmmmmmpppssss….sip”

Bueno, exagero. Algo pillé, pero fue un 20% aprox. De ese 20% que cogí pude “intuir” que la empresa de Marketing y Comunicación está colaborando en estos momentos con unos creadores de aplicaciones para Android. Andan desarrollando una especie de diccionario (tampoco voy a delatar más información porque es privado, jujuju) (mentira, no me enteré de un pimiento) traductor instantáneo por voz. Como una especie de intérprete en tiempo real de japonés al inglés y del inglés al japonés. Está ideada para los turistas que visiten respectivos países y no puedan comunicarse.

Como bien he dicho, la aplicación aún anda en desarrollo y está bastante incompleta, por no decir que falla totalmente.

¿¿Mi labor??

Probar la aplicación con mi voz, hablando inglés (ya que los pobres japoneses andan escasos) y ver los fallos que se producen y por qué se producen. Me pasé una hora hablándole al móvil con frases tipo “Excuse me, I am lost, could you tell me how to get to Shibuya?” o “Can I see the menu please?” etc etc, simulando diferentes situaciones típicas de un turista en apuros. Creo que se creen que porque mi inglés no va mal del todo (me defiendo) hablo como un nativo. JAJAJA!!! Tengo un acentaco de Lacoma que no me lo quita ni Peter Folka. La máquina al principio no me pillaba nada. Empecé a forzar un acento mitad british mitad de Carabanchel y acabó por pillar el acento.

Uno de los momentos en que la aplicación no me cazaba ni una, el tipo me preguntó dónde había aprendido a hablar inglés “tan bien” (a pesar de que el móvil no me pillara ná). Yo dije que en Inglaterra. Y él me respondió…“aaaahhhh, va a ser por eso!! es que tengo la aplicación activada en el modo “American english“. Espera que la cambio al “British english”. “Daaaaaaaaaaaaaabuty” pensé yo. No quise empeñarme en que iba a dar igual, por aquello de que me habían escogido para el trabajo por ser guiri, así que hice esfuerzos sobre humanos e intenté parecer un joven rubito nacido en algún pueblecillo de Canterbury. Creo que coló. Al menos a él le pareció bien (cualquier persona, europeo, americano, africano, o simplemente no japonés  me hubiera puesto una cara de “niño que estás intentando hacer?” )

Ayer fue mi primer día, y fue un poco día de prueba. Por una hora haciendo NADA me pagaron 23 euros!

Jajajajaja. Os aseguro que ni me despeiné, ni sudé en ningún momento. Así que esos 23 euros se agradecieron muchísimo sobre todo en este país donde la vida diaria es muyyyyyyyyyyyy cara (la vida de turista no tanto!)

Les gustó, al parecer les gustó mucho y me dijeron que la semana que viene, el Jueves vaya de nuevo y que trabaje 5 horas, y me darán unos 105 euros. Así que el pollos piensa volver ahí como un campeón a hacer mi papel de posh british.

Pero no acaba la cosa ahí mi historia señores y señoras.

El tipo insistió en presentarme al resto del equipo (…3 personas más…) y me preguntaron si disponía de tiempo, que querían cenar conmigo, que les había caído requetebién. Ya tú sabes….a algunos japoneses el hecho de que seas un guiri les atrae muchísimo. Les encanta llevarte por ahí y darte de comer cosas nuevas para ver qué caras pones. Estos tipos son la MAAAAAR de hospitalarios, las cosas como son. Yo accedí de buena gana. Oportunidades como éstas no se presentan todos los días.

Así que una vez terminada la tarea y haberles esperado una hora y media a que terminaran sus trabajos salimos los 3 personas a cenar. El hombre con el que estuve y una jovencita muy maja.

Me llevaron a un restaurante de sushi muy nécora en las cercanías del barrio de Gotanda (五反田) pero de estilo español: comíamos de pie en la barra, y con cañas sin parar.

Me cebaron como a un cerdo, y acabé un poco piripi cosa que no me preocupaba demasiado viendo los rostros rojos de mis compañeros. Eso, y que estando un poco bebido hace que mi japonés mejore y sea más fluido (y que leches, que todo es más divertido) 

Pues no me dejaron pagar ni un mísero penique! Y lo mejor de todo es que….después de las miles de cervezas y del sushi, el tipo dijo “venga, vamos a por la copita de después a un bar que yo conozco” Cómo me gustan estos japos. Tiene similares costumbres a las nuestras. Es más, creo que nos superan en cuanto al tema de beber después del trabajo. Estos tipos lo hacen casi cada día, tras terminar la jornada. De hecho el tipo me preguntó si me gustaba beberme unas cervezas una vez terminada la labor todos los días.

Pues fuimos a un Irish pub, y en ese momento el whisky, los mojitos y la cerveza empezó a correr como la espuma. Y las caras de mis compañeros se transformaron dejando atrás sus formas y modales. Empezaron a hablar como personas, en vez de como máquinas. Muy divertido.

Yo, que era mi primer día quise causar buena impresión (que me conooooozco). Ya que yo era el FOCO y PROTAGONISTA de aquel momento me comporté. Con esto quiero decir que no me la quise pegar. Quiero que me sigan llamando por si salen nuevas cosas!! Eso sí, les hice reir en más de una ocasión con mis historietas y eso que me llevo. Fui a cervezas todo el tiempo tratando de guardar la compostura. Además he de decir que ninguno de las dos personas que fueron sabía inglés (sólo uno él, y muy poquito) así que estuve toooodo el tiempo con mi japonés de guerrilla. Muy divertido. No pararon de aplaudir mi japonés (algo muy típico de los japoneses, aunque realmente mi nivel sea de sonajero) y animarme. Me ponían cara de sorpresa cuando les soltaba alguna palabrilla así más de la cultura japonesa. De esas que no salen en los libros. Alucinaban. Y las caras de alucinar de los japoneses son la mar de divertidas. Vale la pena soltar alguno de esos chismorreos para ver sus reacciones en sus sonrojadas caras.

Me lo pasé pirata, las cosas como son. Ojalá todos los trabajos que encontrara fueran de este estilo!!! Me pagan por no hacer nada y me sacan a cenar y a emborracharme. Me quedo aquí en Japón pa siempre si así fuera!!! Pero no. De hecho los tipos me dijeron que normalmente salen a las 22 o 23h de la noche muchos días.

En fin, lástima que este tenga fecha de caducidad (el próximo día). Pero lo disfrutaré hasta que acabe!

Sin duda es un día que no pienso olvidar.

Saludos amigos

Anuncios

8 Responses to “Mi primer trabajo en Japón”


  1. 1 Krakmann marzo 1, 2012 en 2:03 am

    ¡Superpollo, cómo mola! No sé de qué te sorprendes, los japos son los reyes del afterwork. Y también es bastante típico que “cuelguen” los formalismos cuando están de copas, momento en el que tienen permitido decirse todo tipo de barbaridades que luego serían impensables en horas de oficina. Vamos, que su relación con la honestidad es un tanto distinta de la nuestra. Todos mentimos como putas, pero ellos lo tienen más institucionalizado, parece. 🙂

  2. 2 Gor marzo 4, 2012 en 8:30 pm

    Grande Pollos! Llevaba tiempo sin leerte, y la verdad mu grandes tus últimas entradas…. y sin faltas de ortografía!

    Un abrazo!

    Se te echa de menos

  3. 4 Luixy marzo 7, 2012 en 10:52 am

    Grande la referencia a Peter Folka!!! grasias, tenía olvidado a tan insigne personaje.

  4. 5 Rulo Alonso (@ruloalonso11) marzo 8, 2012 en 12:48 pm

    Jajajajaj una historia genial!! Me imagino la cara roja de los japos ebrios y me descojono vivo!!

  5. 7 Little MJ marzo 16, 2012 en 12:39 am

    Grande Poioio. Gran historia. De éstas estarás acumulando un montón. Claro que sí. A ver si me pongo al día que te tenía un poco olvidao!
    Miss youuuu!!


  1. 1 Mi primer trabajo (Día 2) « Un pollo en Japón Trackback en marzo 21, 2012 en 4:02 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




febrero 2012
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  

Haga click para poder recibir las novedades de este blog en su e-mail


A %d blogueros les gusta esto: