Me gusta mi barrio (Parte 1/2)

Ya iba siendo hora de que hablara un poco de mi barrio, Todoroki ((等々力), y poner unas cuantas fotillos a este blog, que le faltan unas cuantas a mi parecer.

¿Os he comentado que me gusta mi barrio? ¿No? Pues os lo cuento ahora.

Me gusta no, me encanta. Razones las hay, y muy variadas, pero básicamente se reducen a que mi barrio es un barrio de lo más tranquilo y agradable. Ni un ruido, oiga, y eso viviendo en una ciudad como Tokyo no es algo alcanzable para todos.

Todoroki es un barrio de gente de bien, de gente de nivel medio tirando bastante para arriba. Las casas que se ven por aquí son unas casitas muy chulas y cuidadas, para nada viejas (excepto la mía, jejeje). Aunque aquí el tema de las dimensiones es un tema que difiere bastante de lo que nosotros entendemos en Occidente. Por aquí todo es está más reducido.

Contrapuntos? Pocos la verdad. El único es que estoy a 9 paradas de Shibuya (uno de los núcleos neurálgicos de la capital nipona). A 35 minutos desde mi parada. Y viviendo en Tokyo, no es NADA, hacedme caso. No lo es en Madrid, pues imaginaos aquí. Aún con esto ya he recibido alguna crítica por parte de mis queridos extranjeros adinerados que por qué vivo “tan lejos”, pudiendo vivir en un apartamentillo a una o dos paradas de Shibuya. Pues miren señores, la razón es simple: vivir al lado de Shibuya requiere vivir en todo el kaos futurístico (tipo Blade Runner) de la ciudad. Ruido, coches, polución a muerte, gente por todos los lados…etc. Yo ya lo vivo cada vez que voy a Shibuya, y me gusta en parte, pero me gusta después de la jornada volver a mi espacio “zen” donde se encuentra mi casita.

La segunda razón….es más clara todavía. El apartamento de esta gente que vive en tol meollo cuesta el doble que el mío, y hacedme caso que las cifras por aquí son muy altas. El doble de mi renta…..es un “doble” bastante majo. Pero también es cierto que vivir en una zona más céntrica te permite viajar por toda la ciudad de Tokyo (en Tokyo “se viaja”, ojo al dato, no “te mueves”) por precios mucho más económicos. Os recuerdo que por aquí se pagan los desplazamientos en tren/metro dependiendo de cuán lejos te encuentras. Así que vivir en el centro te da una serie de comodidades que mi barrio no tiene. Pero a mí mi barrio me mola, y punto. Voy a estar aquí por 3 meses, y lo disfruto como un enano cuando el escaso tiempo del que dispongo para el ocio me lo permite.

Ha llegado al momento de explicar un poco con fotos mi zona.

Pido disculpas de antemano, pues el reportaje fotográfico no es del todo completo. Digamos que las fotos que voy a poner corresponden al viaje diario que hago cada mañana desde que me levanto hasta que llego a la parada de mi estación. Esto es lo que veo todos los días (y para nada representa el conjunto de mi barrio).

Mi casita tralaralarita está a 10 minutejos andando de la parada de tren. Y son 10 minutos muy agradables. Justamente enfrente de mi casa, tengo una Universidad y un Instituto. Precisamente, el momento en el que salgo todas las mañanas coincide con la llegada de cientos y cientos (sí, cientos) de estudiantes que entran al insti. Lo gracioso es que ellos vienen y yo voy. Sentidos opuestos. Me imagino que soy un punto luminoso yendo en contra de la corriente negra de pre-púberes japoneses.

Me los cruzo a todos y cada uno de ellos todas las mañanas. Ya son como de la familia. Creo que me caen bien. Son el futuro de este país, y yo les animo desde mi fuero interno. Les tengo puesto motes a muchos de ellos. Están pelo-grasa, el monstruo Bu, la mujer folio, el Antena 3 (tiene la cabeza como una jodida parabólica), el futuro jefe yakuza, Botijete feliz, MafaldaTakeshi “el amanerado”, Pin y pon , E.T, Boca chancla, Llaverito, Cocolín, el Kolofucker japonés (con sus cejas pobladas y tó), y otros cuantos más a los que etiqueto como futuros ingenieros informáticos.

No hay mucha confianza todavía así que me da bastante cosica hacerles una foto en plena mañana, posando para mí. Las fotos que tengo de ellos son robados de penosísima calidad y que para nada representa la marea humana con la que me cruzo todas las mañanas. En serio, son un huevo. Si se rebelaran podrían conquistar Cuatro Caminos sin despeinarse. Aquí van un par de fotillos (malismas por cierto, pero es lo que hay).

Las costumbres japonesas son curiosísimas. Cada mañana, en la puerta del colegio siempre me encuentro a 3 alumnos  alineados (cada día son 3 diferentes) que se encargan de dar los buenos días y hacer reverencias a cada alumno que entra en el colegio. Impresionante.

También, dependiendo del día, salen a primera horita de la mañana (las 8 de la mañana) a barrer y limpiar las inmediaciones del Instituto. Barren hasta cerca de mi casa!!. Simplemente acojonante. Aquí os pongo otra foto que les robé a los pobrecitos míos a las 8 de la mañana exactas. Criaturicas….

Para los japoneses, el instituto es el lugar donde pasan la adolescencia. Podría decir perfectamente lo mismo en nuestro caso, pero el matiz es diferente. El matiz es que ellos pasan la adolescencia allí en su sentido más literal. Muchos japoneses van al cole también los Sábados, e incluso algún que otro Domingo. Muchos de ellos no vuelven a casa hasta ya entrada la noche debido a las actividades extraescolares que tienen. El karate, el bascket, el futbol y el volley típicos del cole al que fui aquí se les quedan cortos. Tienen millones de actividades. Tienen una actividad que trata sobre ayudar a ancianos (ahí lo dejo…..civismo y respeto una vez más, y lo aprenden desde bien jóvenes). Cuando terminan las horas lectivas básicas del instituto, los estudiantes agarran la escoba, los paños, el cubo y friegan sus clases y los pasillos. Sus imagináis que esto fuera propuesto en España?? Juuuuuuuuassssssssss que me entra la risa.

Bueno, pues el río de estudiantes que me cruzo desde que salgo de mi casa hasta que llego a la estación no para en ningún momento. Es un flujo constante. Desde que salgo hasta que llego a la estación. La gran mayoría se bajan en la estación en la que yo me subo para ir al instituto, así que hacemos caminos invertidos (tema que me hace pensar en más de una metáfora sobre mi vida).

Pero no es todo estudiantes con acné y llenitos de hormonas lo que me encuentro en mi camino. También me encuentro casitas de este tipo en mi trayecto.

La foto es de una casa aleatoria. La he puesto para que os hagáis una idea de a lo que me refiero con esto de que es un barrio de gente con yenes de más en el bolsillo. Ésta me gustó porque tiene un naranjo. Sin más.

También tengo mi Pablo Iglesias particular.

Asín la llamo. Igual no se aprecia en la foto, pero os aseguro que hay un una cuesta (hacia la mitad de la foto) que cae como si fuera un precipicio para luego volver a subir. El cambio de rasante se da antes del paso de cebra. Visualmente no se aprecia. La carretera se une con el paso de cebra que se puede apreciar ya en la subida, creando una impresión al espectador de una perspectiva de profundidad digna de merecer un capítulo aparte en los manuales de fotografía. Soy un genio de la fotografía, que no?? (Me di cuenta después de hacerla!). Perdónenme. Soy desastroso haciendo fotos. Perdí el sentido de la belleza ya hace tiempo. Pero bueno, yo me lo paso pipa que es lo que (me) cuenta. Así que podemos decir que ni la bajada ni la subida se pueden ver en la foto. Espero haberlo explicado bien (también soy nefasto para explicar cosas).

Pues pasado Pablo Iglesias (no la subo, sólo paso cerquita, sino es posible que este blog  ya hubiera desaparecido hace tiempo) me encuentro con una especie de huerto religioso (otro término que me acabo de sacar de ahí mismo) muy chulo. Es…..enano, de escasos metros cuadrados. De hecho está cercado por unos postes diminutos de madera, como para indicar que ahí hay algo, ojo. En el huerto se puede ver lo siguiente.

Y aquí va uno de mis encuadres vanguardistas. Mi arte acabará siendo admirado en una época futura, estoy seguro.

Joder, es que vaya tela de encuadre. Ni hecho a posta, vaya.

Y aquí tenemos al Canario (Canas, aquí te rinden culto, que lo sepas). Otro encuadre wapo wapo de los míos por cierto. Supera incluso al anterior (foto tó cortada, ole mis kintamas!)

Canario y su familia.

Menir japo.

Me gusta el huerto-templo bastante por lo pequeño que es. De hecho, los primeros días que pasé por ahí ni si quiera me percaté de su existencia. El día que lo descubrí fue una verdadera sorpresa. Ahora mismo tengo a unos obreros dando la lata en el huerto. No sé que leches le están haciendo al pobre, pero está toda la tierra levantada. Por favor no me lo toquéis demasiado que está bien como está.

Justo al lado del huerto, tengo un cementerio que me da un poco de yuyu (No sé si se escribe así. De he hecho no sé siquiera si se escribe). Me da cosica, pero también me atrae.

Los cementerios por aquí son parecidos a los nuestros, pero obviamente con sus diferencias.

Y llegamos a mi parte favorita de mi caminito. Una vez pasado el cementerio, a escasísimos metros me encuentro con la puerta que da a un templo que-me-gusta-que-me-encanta. Lo comparto con vosotros, pero que sepáis que es mío, vale? Os lo dejo un rato, pero luego me lo devolvéis intacto, plz.

El templo tiene dos entradas. Esta es con la que me encuentro. No me tengo ni que desviar para verlo, forma parte del recorrido que he de hacer para llegar a la estación. No tengo ni que comentar que me encanta que esto sea parte de mi recorrido.

Una vez pasada la puerta, nos encontramos con el templo en sí. Os lo presto también un ratito.

El templo es símplemente uno de los miles y miles que hay en Tokyo. No es un templo conocido, al menos la gente no lo conoce. Es, como acabo de decir, uno más. Tan poco conocido que ni siquiera Google Maps me dice que existe (normalmente te señala con un simbolito los templos que hay). Me gusta incluso más que nadie lo conozca. Es mi tessssssssssssoooorooooo. Mío, y sólo mío, vale?

Esta es la vista que se ve desde dentro hacia la otra salida.

Aunque a decir verdad me gusta mucho más verlo de noche cuando me recojo. Recomiendo encarecidamente las visitas a templos por la noche. Es algo que uno debería hacer si visita este país. La experiencia se me asemeja a bañarse en el mar por la noche. Una sensación bastante parecida diría yo.

Por cierto, (y cambiando radicalmente de tema), Topo Gigio no desapareció allá en los 80.

Parece que se mudó a Japón. Creo que aquí la vida le va bien. Le dedican hasta paneles en edificios y todo. En la otra cara del edificio se encuentra su otro vecino, Félix el Gato. Desconocía que estos dos personajes gozaran de popularidad en este país.

Este edificio me lo encuentro tras haber dejado de lado MI templo. Por cierto, el otro día nevó, y fui a verlo (tengo fotos, ya las subiré) y la estampa era cuajanuda.

Finalmente llegamos ya a la estación de mi barrio. La parada de Todoroki Station. Os dejo un par de fotillos pa los curiosos.

Si le dais click a esta foto podréis ver al final una cola. Pertenece al MacDonalds, conocido por estos lares como como “Macdonaldo “(me mola mil el nombrecito, suena a jugador de furgol).

La siguiente foto pertenece al interior de la estación, al lado de la estación.

Podéis ver la cola que hay en el Macdonalds a las 8 de la mañana. Agüita. No hay nada mejor que comenzar el día con un desayuno a base de Bic Mac y unos wenos aros de cebolla (pal que le guste, para mí no). Despierta el tigre que hay en ti.

He llegado a ver esta misma imagen a las 6 de la mañana (ojo), en plena zona financiera, con nuestros amigos los business man japoneses haciendo cola para conseguir su desayuno. Puajjj!! Por cierto…..aquí los McDonaldos son de 24 horas. Japanese stailo.

La cola en muchas ocasiones se mete dentro de la estación. Y si deducís bien viendo la fotografía, podéis ver que en la entrada (y en la salida también) hay un paso a nivel. Por ahí entra el tren de la estación. Cuando el tren viene, suena la señal y las vallas se bajan. Es curioso ver como los japos deshacen la fila corriendo, y la vuelven a hacer una vez cuando la barrea sube de nuevo conservando sus posiciones originales. Curioso cuanto menos.

El otro día, en las inmediaciones de la estación se celebró un mercadillo espontáneo (seguramente no fuera espontáneo, pero yo me entero de poco) donde repartían yakisoba (fideos fritos con verduras que están pa chuparse los dedos) Mochis (dulces japoneses mu chiclosos -ya hablaré de ellos en otra ocasión) por un módico precio de a 2 euros la unidad. Pasé por ahí, y tenían los chiringos montados y sirviendo al personal. “Tiré” (en lugar de “hice”) unas cuantas fotos. Os pongo alguna  continuación.

Mención especial al colega y sus pintas.

Con su calvita franciscana y todo. Por cierto, la mujer creo que le está sacando un moco de la nariz. Os animo a que pinchéis en la imagen, y en la ventana que se os abre, le deis al zoom. Juzguen Vds mismos. Zoy un genio de los robados!

Bueno queridos amigos, pues esta es la primera parte de cómo pinta mi barrio. Las fotos como ya he comentado se reducen al trayecto que hago desde que salgo de mi puerta hasta la parada del tren. No es un reportaje completo de lo que mi barrio es, pero bueno, quería simplemente compartir las fotos de las vistas que tengo cada día.

Espero que os hayan gustado.

Proximamente, la segunda parte!!

Sed pacientes amigos míos y hasta la próxima!

Anuncios

8 Responses to “Me gusta mi barrio (Parte 1/2)”


  1. 1 Krakmann febrero 6, 2012 en 6:13 pm

    Tremenda entrada, Pollo-san… ¡Qué envidia! 🙂

  2. 4 OneTwo febrero 7, 2012 en 1:05 am

    Guapamente lo estas llevando, bro… Me mola todoroki!!

  3. 5 majose febrero 7, 2012 en 11:27 pm

    Me encanta, me encanta, me encanta….!!!!!!!
    Bss

  4. 6 Jésus febrero 19, 2012 en 7:08 pm

    Por favor, ¡¡¡fotos ya de Botijete feliz y del Kolofucker japonés!!!

    • 7 pollos2 febrero 21, 2012 en 3:46 pm

      Joder….gozarías cosa mala con el kolofucker japonés. Me alegra las mañanas el tío. A ver si le cazo en alguna. Me da cosilla though.
      Botijete feliz está en mi top 5 de japoneses con carusa digna de hacerte una chapa y lucirla con orgullo.


  1. 1 Hasta la vista Todoroki « Un pollo en Japón Trackback en marzo 28, 2012 en 6:10 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




febrero 2012
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  

Haga click para poder recibir las novedades de este blog en su e-mail


A %d blogueros les gusta esto: